Acatisia: tratamiento

El tratamiento principal para la acatisia es detener o reducir los niveles de la droga sospechosa que crear el problema, o mediante la administración de otros fármacos, aunque este último resulta muchas veces ser contraproducente.

Otros tratamientos que pueden ayudar son los medicamentos con ciertos tranquilizantes o incluso antihistamínicos. Los medicamentos que normalmente se prescriben son propranolol, clonazepam, benzodiazepinas, benzatropina, cryproheptadine, Benadryl y trihexifenidilo.

Si usted se encuentra experimentando estos síntomas, consulte a su médico o psiquiatra inmediatamente y pregunte si la acatisia puede estar provocando estos signos.

La gestión de la acatisia también incluye ejercicios físicos para relajar los músculos y reducir el estrés.